Typoweek 2012. Crónica 3

La jornada final de la Typoweek estuvo bajo el signo de un cierto eclecticismo, con acento -con permiso de Pablo Rovalo-, anglosajón.

Thomas Phinney nos habló de un aspecto muy poco comentado del trabajo del diseñador gráfico o el diseñador de tipos… el que nos relaciona con asuntos legales, que como todos sabemos aunque sólo sea por las películas es muy importante en EEUU. De como la justicia pide la colaboración de los diseñadores para autentificar algún tipo de documento, descubrir fraudes y situaciones por el estilo. A través del conocimiento de la historia del diseño gráfico se pueden datar familias tipográficas, sistemas de impresión, etc. Recuerdo haber leído algún articulo hace años sobre el uso inadecuado de ciertas tipografías en el mundo cinematográfico y aunque en realidad eso es otra historia, Phinney nos mostró como a través de sus investigaciones tipográficas pudo ayudar a resolver algún que otro juicio.

Después Pablo Rovalo, responsable de la sede de Research Studio en Barcelona, nos mostró algunos de los trabajos realizados, tanto aquí como en el extranjero. Me resulto curioso ver trabajos que no han tenido mucha repercusión en el ámbito del diseño gráfico nacional o barcelonés a pesar de su indudable calidad, como por ejemplo el mapping para la inauguraciónnn de la nueva sede de la firma barcelonesa de moda Santa Eualia, o el trabajo de investigación en colaboración con el diseño de vestuario para las operas del Liceo. Excelentes trabajos, creo que con escas difusión, que merecían ser conocidos.

Para finalizar, Neville Brody, un personaje mítico, una figura indispensable en la historia del diseño gráfico reciente y un referente para muchos de los diseñadores gráficos que trabajan en nuestro país. Brody, del que esperábamos nos presentará la edición del libro sobre su proyecto Fuse, editado por Taschen, no sólo nos habló de Fuse sino que realizó un recorrido por toda su trayectoria profesional, desde las piezas más conocidas hasta sus últimos trabajos, realizados con el rigor, la profesionalidad y la creatividad que son intrínsecos con su trayectoria. Brody, alejado del divismo que quizá tuvo en otras visitas a nuestra ciudad, charlo distendidamente con los asistentes, firmo revistas y libros y nos acompaño en el fin de fiesta que propusimos en el espacio Ulls Blaus.

Mientras la noche caía, bebiendo una copa de vino, junto a una chimenea y en un callejón característico de la trama urbana del Pueblo Nuevo, despedimos la Typoweek 2012, pensando ya en la edición del próximo año… en la que esperamos poder volver a captar vuestro interés con tipografía, talleres y conferencias.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s